Viernes, 30 Junio 2017 00:59

Una mujer de armas tomar

Varias fueron las sacudidas que la vida le dio a Mayra Fernández. Todas juntas. Como un ciclón azotándole el cuerpo y el alma. Estuvo a punto de perder la razón, cuenta con pesadumbre cuando recuerda los "malos momentos". La depresión, la tristeza, la desunión familiar casi logran arrancarle las ganas, aunque a la luz de hoy sea una mujer diferente.
Hoy Mayra irradia seguridad. Lo agradece al Centro de Reflexión y Diálogo de Cárdenas (CCRD) y a su propia fe.
La muerte de su madre fue el detonante de la crisis emocional, familiar, económica… que sucumbió a Mayra en el peor de los sufrimientos. Entonces, por alguien, llegó al Centro.
"Fue como ver la luz al final del túnel. Encontrar el Centro, a las personas que trabajan en él, fue lo mejor que me pudo pasar, sobre todo en medio de la tormenta que era mi vida.
"Me ayudó a comprenderme mejor con mi pareja y el resto de la familia. De ese proceso de apoyo y conocimiento mutuo nació, para suerte de todos, la idea de emprender un negocio. Y a partir de ahí todo, lo profesional, lo personal, la convivencia, comenzaron mostrar una mejor cara.
"Aunque yo era educadora de círculo en los inicios de mi vida laboral, el Centro me incentivó a probar suerte en mi nuevo oficio. También me aportó mucho material de superación y casi todos los libros de los que me he nutrido para mi actual trabajo".

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS

Aunque la emancipación va más allá del dinero que tengamos en los bolsillos, la libertad tiene mucho que ver con la economía. ¿Qué puedes hacer en Cuba para no estar atada financieramente a nadie?

Muchas son las mujeres en Cuba que sostienen económicamente su hogar. Ya sea por salarios bien remunerados en grandes empresas del sector estatal como por negocios privados, el sexo femenino gana preponderancia en un mundo que antes era patrimonio exclusivo de los hombres. A la vez, siguen existiendo esposas que viven casi atadas a sus maridos porque dependen financieramente de ellos. Porque así lo escogieron o porque se lo impusieron la vida y las brechas de género que las destinan a las labores del hogar y cuidados familiares.
Pero, aun desde casa, ellas también pueden tomar el control. En un mundo que exige menos de la presencia de quienes trabajan en sus puestos, o apuesta más por la vida online, las mujeres están llamadas a explotar estas posibilidades con tal de ganar autonomía y empoderamiento. ¿Cómo? Muy sencillo. Evalúa primero tu situación y luego determina las posibilidades que tienes. No tienes que contar con todas las condiciones de trabajo desde el primer momento. Muchas irán surgiendo por el camino y las obtendrás apenas tengas los primeros resultados.

Publicado en CONSEJOS ÚTILES
Viernes, 18 Diciembre 2015 17:57

Empezar de cero

La consagrada intérprete de rock-blues Beatrix López no teme a los emprendimientos. Luego de casi una década en la banda Tesis de Menta, ahora se lanza a su carrera en solitario con importantes temas del repertorio internacional y cubano.

Recomenzar es siempre una palabra para valientes. No todo el mundo se aventura a destruir el supuesto edén de comodidad y paz que nos acomoda en el ir y venir de los días. Y menos aún si ese nuevo camino al que nos lanzamos anda tan incierto como la fórmula de inventar el mañana. Pero volver a empezar siempre tiene una magia única.
Si alguien sabe de veredas estrenadas, esa es Beatrix López. Toda su vida ha estado signada por constantes reinvenciones. El carácter de esta mujer fuerte y segura de sí no anda deteniéndose a temer. Sabe siempre lo que quiere. Hacia ello va sin reparos; su personalidad no le permite obedecer más que sus deseos.Además, su elevado sentido de la ética, el compromiso y la entrega a las pasiones que la desvelan hace que todo sea más fácil, siempre que lleven el control las certezas emanadas de sus reflexiones y sentires.
Hoy, que esta vocalista irreverente apuesta por otro hacer sobre el escenario nada es diferente. A la vez, todo es distinto. Pero Beatrix se tiene a sí misma. Siempre ha sido así. Luego de casi una década conquistando corazones desde las letras y melodías de la consagrada banda de rock Tesis de Menta, ahora ha decidido -circunstancias de la vida mediante- iniciar su carrera en solitario, con todos los avatares que ese nuevo empeño le trae.

Publicado en Buenas prácticas
Viernes, 18 Diciembre 2015 17:57

Una artista que corre con los tiempos

Ketty fue una niña pintora. De esas que no desecha una obra aunque no tenga relevancia.
Aún conserva sus dibujos de la infancia clasificados en carpetas que guarda con extremo cuidado.

No era hija de artistas reconocidos, pero siempre vio en su padre al mejor de los dibujantes. Cuenta que en una pequeña barbacoa que tenían en la casa le veía, día tras a día, dibujando, pintando y recortando muñecos para cunas.
Por eso ese lugar se tornaba tan especial para ella y fue donde encontró la motivación para realizarse como artista.
"Aquella barbacoa me parecía el sitio más alucinante del mundo -cuenta-, los envases de vidrio donde guardaba las pinturas, las brochas, la luz tenue que se filtraba por una puerta desvencijada"…
"Luego, mi mamá me estimuló para matricular en escuelas de arte, como el Centro Experimental de Artes Visuales José Antonio Díaz Peláez, la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro y el Instituto Superior de Arte, donde ahora estudio el 4to año.
"Mi madre y mi padre me han apoyado muchísimo en esta labor; incluyendo, por supuesto, la perspectiva económica (que ha sido difícil, en muchas ocasiones incluyen el pago a profesores particulares, los materiales para trabajar, etc.)".

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS
Viernes, 18 Diciembre 2015 17:57

Maritza le pone el estilo

Maritza Tomlinson Baugh no fue de esas niñas que aprendió a poner un cuadro o acomodar bien los espacios de la casa por un mandato del patriarcado o por un rol falsamente asignado a las mujeres. Encontrar el lugar exacto para cada objeto y visualizar cómo moverlo dentro de un área fue el don con que nació y que, años más tarde, devino su pasión por la decoración.
Graduada de Artes Escénicas en el Instituto Superior de Arte, estudió exhaustivamente la escena teatral. Sin embargo, en 1995, víctima de un peritaje médico, se vio obligada a retirarse del mundo de las tablas. En ese entonces, sin dejar de lado los conocimientos adquiridos, los sueños y las pasiones, se adentró en el universo de los hogares para decorar con su estilo cada rincón.
“Comencé de manera muy ingenua, pero poco a poco me fui haciendo imprescindible para algunas personas y amistades que buscaban mis criterios y opiniones. Eso hizo que empezara a profesionalizarme”, confiesa. De boca en boca, su trabajo llega a los lugares más inhóspitos y hoy cuenta con un equipo que ejecuta proyectos en viviendas y otras instalaciones.

Publicado en Ellas cuentan
Lunes, 23 Febrero 2015 18:03

Ensamblar la vida tiene sus riesgos

"Si quieres me sigues y conversamos en el trabajo. No puedo detenerme, porque de ello depende mi comida y la de mi madre y mi hijo…"
Esa fue la frase que, sin miramientos, me soltó Teresita, La Jabá, como todo el mundo la conoce en el barrio, la mañana en que fui hasta su casa a pedirle que me ensamblara un pedazo de su vida. De manera que, ella en su rechinante bicicleta y yo en mi viejo motor, iniciamos el camino hacia donde, ese día, comenzaría el trabajo de plomería de un baño sanitario doméstico.
"Si quieres me sigues y conversamos en el trabajo. No puedo detenerme, porque de ello depende mi comida y la de mi madre y mi hijo…"
Esa fue la frase que, sin miramientos, me soltó Teresita, La Jabá, como todo el mundo la conoce en el barrio, la mañana en que fui hasta su casa a pedirle que me ensamblara un pedazo de su vida. De manera que, ella en su rechinante bicicleta y yo en mi viejo motor, iniciamos el camino hacia donde, ese día, comenzaría el trabajo de plomería de un baño sanitario doméstico.

Publicado en Ellas cuentan

Sobre la mesa de trabajo, Mayra Fernández acumula diminutos circuitos que con paciencia convierten en analógicas las teclas digitales de un microondas averiado. Sigue los planos diseñados junto a su esposo, ingeniero de profesión y por quien la cubana de 49 años aprendió a arreglar equipos eléctricos hace más de una década.
Cuando estudió magisterio en la pasada década del ochenta no pensó que encontraría un destino laboral tan diferente, pero en época de crisis económica decidió montar un taller para reparar electrodomésticos en su casa de Cárdenas, pueblo matancero a 150 km de La Habana.
"Estudié para ser educadora de círculo infantil (guardería) hace 22 años en Santiago de Cuba, pues era mi vocación y por entonces no había capacidad para esta carrera en mi provincia", rememora en entrevista con SEMlac la dueña de un negocio de reparación de electrodomésticos con más de 13 años de existencia.

Publicado en CULTURA DE GÉNERO
Lunes, 11 Agosto 2014 16:51

Ángel mujer

Ya ves doña Luisa mira dónde estás. Al final todos vamos a parar ahí, yo lo sé. Pero tú apenas si viviste. ¿De qué te valió tanto sacrificio? ¿Fuiste feliz alguna vez? Ocho hijos y tantos nietos... Y ahora estas ahí, en lo hondo de este túnel donde te comerán los gusanos, aunque quizás tu alma está allí donde están los ángeles. ¿Habrá ángeles mujeres? Si es así, seguramente te habrás convertido en un "Ángel Mujer". Si es así, entonces podrás oírme y tal vez perdonarme.
Muchas veces quisiera borrar de mi mente todos esos recuerdos y que se borraran de mi memoria los pensamientos. Pero, como una maldición, llegan siempre y te veo así encorvada ante la batea de ropa sucia. Nunca te vi descansar. Estabas siempre buscando trabajo, ayudando a todos, cuidando y cuidando muchachos. Cuando te sentabas, las pocas veces que lo hacías, estabas pensativa y preocupada. No fuiste cariñosa con nosotros, no nos besabas casi nunca, ni cuando íbamos para la escuela, ni cuando íbamos a dormir. Tu función era hacer la comida, buscar, pedir prestado y que no faltara, aunque fuera, un pedazo de pan. Lavar, planchar, limpiar. Trabajar, trabajar, eso, solo eso. ¡Ah! y adorarlo a él...

Publicado en Ellas cuentan

Cambiar de trabajo o profesión no es una decisión que se toma a la deriva. No son pocos(pocas) las limitaciones en las que se piensa para asumirlo: tener un mejor sueldo, posibilidades de ascenso, el tiempo, la ubicación o simplemente estar en un ambiente laboral más grato son
algunas de las ideas que vienen a la mente y que pueden transmitir
dudas, inseguridad o también ilusión. Pero esta mezcla de sensaciones es totalmente normal puesto que abandonar lo conocido para empezar algo nuevo no siempre resulta fácil. La decisión implica tomar en cuenta todos los pros y los contras y analizar a conciencia las posibles consecuencias.
No sólo se deben considerar los aspectos económicos, también hay que estudiar otras variables como el ambiente, los horarios, beneficios, y la posibilidad de desarrollo profesional.

Publicado en CONSEJOS ÚTILES
Viernes, 11 Julio 2014 10:31

¡Adiós figura!

Todas mis esperanzas están en mí.
TERENCIO
La mujer se miró al espejo, no estuvo contenta con la figura que vio, le desagradaron los volúmenes que se marcaban en la blusa, no se gustaba nada y, para colmo, ni la ropa le quedaba bien.
Dio la espalda al espejo, ya habían pasado los momentos de la desesperación, ahora se sentía deprimida y dejaba pasar el tiempo. "Por si fuera poco, mi hermana vino hoy con la historia de la menopausia y la gordura. ¡Bah, esto no tiene remedio, me quedaré así de gorda o acaso me ponga peor!", pensó, al tiempo que sentía un poco de compasión consigo misma. Sin entusiasmo, hasta con cansancio, la mujer fue hasta el closet de la habitación, abrió una de sus gavetas y tomó un álbum de fotografías. Luego se sentó en la cama y con verdadera nostalgia pasó los ojos por las imágenes. Sonrió al verse grácil, esbelta, haciendo los ejercicios gimnásticos. Eran fotos de las competencias nacionales e internacionales, recortes de prensa donde la joven figura parecía transgredir la ley de gravedad. Cerró de golpe el álbum. "No vale la pena recordar, creo me pongo peor".
La mujer transitaba por un momento de su vida en que todo parecía volverse en su contra: la gordura, los desarreglos menstruales que afectaban su vida sexual, y su marido, que tenía su misma edad, aún se mantenía atractivo, hasta atlético. "A veces no quisiera que él me mirara", se dijo. Se sintió en una encrucijada, pero con una gran incapacidad para tomar algún camino cierto. "Sé que no podré tener la misma figura de cuando competía; pero algo debo hacer, no sé"...

Publicado en Ellas cuentan
Página 1 de 2