Lunes, 04 Diciembre 2017 16:25

¡Tantas formas de ser la misma!

Cada día, muchas profesionales cubanas se someten a dobles y triples jornadas de trabajo. Al estrés desmedido que impone ser buena en una carrera; superarse hasta lograr un grado científico; representar idealmente los roles de ama de casa, pareja, hija, madre…; encontrar y ejercer otras actividades económicas que le permitan independencia financiera. Y, sobre todo, no desprenderse de ninguna de estas partes, porque mientras una provee el bolsillo lleno, otra garantiza el crecimiento personal.
Estas mujeres somos tú, yo, nuestra madre, hermana, la vecina del frente. Y cargamos con la responsabilidad de desdoblarnos en dos, tres o cuatro mujeres a la vez. En aprehender y desaprehender, en un instante, nuevas técnicas, registros y formas de ser la misma.
*

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS
Viernes, 30 Junio 2017 00:59

Una mujer de armas tomar

Varias fueron las sacudidas que la vida le dio a Mayra Fernández. Todas juntas. Como un ciclón azotándole el cuerpo y el alma. Estuvo a punto de perder la razón, cuenta con pesadumbre cuando recuerda los "malos momentos". La depresión, la tristeza, la desunión familiar casi logran arrancarle las ganas, aunque a la luz de hoy sea una mujer diferente.
Hoy Mayra irradia seguridad. Lo agradece al Centro de Reflexión y Diálogo de Cárdenas (CCRD) y a su propia fe.
La muerte de su madre fue el detonante de la crisis emocional, familiar, económica… que sucumbió a Mayra en el peor de los sufrimientos. Entonces, por alguien, llegó al Centro.
"Fue como ver la luz al final del túnel. Encontrar el Centro, a las personas que trabajan en él, fue lo mejor que me pudo pasar, sobre todo en medio de la tormenta que era mi vida.
"Me ayudó a comprenderme mejor con mi pareja y el resto de la familia. De ese proceso de apoyo y conocimiento mutuo nació, para suerte de todos, la idea de emprender un negocio. Y a partir de ahí todo, lo profesional, lo personal, la convivencia, comenzaron mostrar una mejor cara.
"Aunque yo era educadora de círculo en los inicios de mi vida laboral, el Centro me incentivó a probar suerte en mi nuevo oficio. También me aportó mucho material de superación y casi todos los libros de los que me he nutrido para mi actual trabajo".

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS
Lunes, 23 Febrero 2015 18:03

Ensamblar la vida tiene sus riesgos

"Si quieres me sigues y conversamos en el trabajo. No puedo detenerme, porque de ello depende mi comida y la de mi madre y mi hijo…"
Esa fue la frase que, sin miramientos, me soltó Teresita, La Jabá, como todo el mundo la conoce en el barrio, la mañana en que fui hasta su casa a pedirle que me ensamblara un pedazo de su vida. De manera que, ella en su rechinante bicicleta y yo en mi viejo motor, iniciamos el camino hacia donde, ese día, comenzaría el trabajo de plomería de un baño sanitario doméstico.
"Si quieres me sigues y conversamos en el trabajo. No puedo detenerme, porque de ello depende mi comida y la de mi madre y mi hijo…"
Esa fue la frase que, sin miramientos, me soltó Teresita, La Jabá, como todo el mundo la conoce en el barrio, la mañana en que fui hasta su casa a pedirle que me ensamblara un pedazo de su vida. De manera que, ella en su rechinante bicicleta y yo en mi viejo motor, iniciamos el camino hacia donde, ese día, comenzaría el trabajo de plomería de un baño sanitario doméstico.

Publicado en Ellas cuentan