Nilda es una mujer que resume el concepto de altruismo, desinterés y amor por los demás.
Es de esas personas inquietas, que no para de hacer, o al menos de pensar en hacer cosas nuevas. Y porque no conoce de egoísmo cada proyecto suyo va acompañado de una estrategia para el bien de la comunidad. Precisamente en servicio de esta pone todo lo que cosecha y prepara en su casa.
Su empeño se encamina porque hombres y mujeres de su entorno reciban y den lo mismo; así vivirán en un mundo mejor.
Parte de esta manera de pensar y de proyectarse, Nilda la ha adquirido en el Centro Lavastida de Santiago de Cuba, donde el programa enfocado en los temas de género cobra especial significación.
¿Cuánto ha determinado esta cercanía con el Centro en tu forma de intercambiar con los demás?
"Soy miembro del centro Lavastida desde el año 2003 como facilitadora en un curso de conservación de alimentos. Siempre digo que en mi vida este acercamiento a la institución ha significado un antes y después.
"El centro nos ha capacitado en muchas cosas, pero el más fuerte es el tema de género, que lo han insertado como un eje transversal en la política y en todas las temáticas. Nos ha abierto ese diapasón, porque en este país el machismo está arraigado y nosotras lo tenemos que hacer todo en la casa.
"Al principio fue difícil para mi esposo y para mí desarraigarnos de todos esos tabúes, pues procedo de una familia tradicional, de corte católico y españoles emigrantes.
"Empecé como facilitadora de conservación y luego me inserté en la sensibilización de permacultura. Además, soy profesora de Matemáticas de la Universidad de Oriente, colaboro con los especialistas en monitoreo a proyectos y diagnósticos a proyectos".

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS
Lunes, 23 Marzo 2015 14:22

Secretarias camino al empoderamiento

Aunque son brazo derecho en la comunicación, gestionan el tiempo y se encargan de tener al día todo tipo de documentos, las secretarias y su trabajo siguen aún subvalorados en muchas empresas que no explotan al máximo sus potencialidades.
Durante el taller "Secretaria del siglo XXI, empoderamiento femenino desde nuevas miradas", realizado el pasado 13 de marzo en el Hotel Nacional de Cuba con más de 30 ejecutivas del país, ellas reconocieron la necesidad de incorporar nuevas capacidades para incrementar su relevancia en el funcionamiento empresarial, a tono con los cambios de estructura del sistema económico cubano llegados con la reforma que impulsa el presidente Raúl Castro desde 2008.
"La secretaria ocupa un puesto de alto valor en las organizaciones, con incidencia en los resultados de las empresas, pero se invisibiliza", reconoció a SEMlac Sara Artiles, consultora de la Empresa de Gestión del Conocimiento y la Tecnología (GECYT), que organizó el evento.

Publicado en CULTURA DE GÉNERO