Lunes, 28 Octubre 2013 20:08

Creando desde la perspectiva de una mujer

Por 

(Entrevista realizada por Dalia Virgilí a Midialis Durán Rodríguez, 44 años, Directora de la Unión Empresarial de Base (UEB) Industrias Locales Baracoa que pertenece a la Empresa Provincial de Industrias Locales Varias Guantánamo)

M- Lo que yo he podido hacer es no dejar que se pierda el alma. Antes había creatividad con recursos; hoy estamos hablando de creatividad sin recursos, lo que implica no dejarnos vencer y lograr impregnar ese deseo de poder hacer cosas diferentes, creativas. Me ha sido complejo poderlo mantener. Creo que nos hemos ayudado unos con otros. Yo les he transmitido el positivismo y ellos la acción sobre el positivismo.

D-Ustedes han logrado no mandar a las personas para la casa aún cuando no han tenido materias primas, y han mantenido una gran fuente de empleo produciendo y recolectando por sus propios medios la materia prima, con la intención de ocupar a las personas. ¿De dónde crees que viene esa intención y ese compromiso de mantener a la gente en sus puestos?

M- Viene tanto de la base como de la formación revolucionaria. Venir de una familia pobre; un padre con cuatro hijos que tenía que buscar la solución de transformar sus alrededores para mantenernos a todos con zapatos, ropa, todo. Siempre vi que hay que salir afuera. Nadie me va a traer todas las cosas para que yo disponga de ellas. La oportunidad que yo he tenido solo ha sido a través de lo que yo misma he sido capaz de buscar para mí. La mejor ayuda es la que te buscas tú, no esperar que venga otro que te brinde una solución.

Pienso que viene de esa formación, de que tenía que criar puerco, gallina, mudar la chiva; tenía que buscarle la leche a mis hermanos. Chiquitica yo debía hacer eso, yo ayudaba a mi mamá a lavar la ropa de mis hermanos…yo siempre supe que tenía que trabajar para los demás y hacer que los demás trabajaran junto conmigo.

Cuando yo salí de un aula por primera vez para un centro productor, no se me olvida que había un camión de cactus y uno de sabvia y había que hacer algo con eso. Lo único que había era detergente y tanques de líquidos limpiadores. Muchos obreros sin trabajo, flacos. Yo les decía que no se pelaban. El director me dijo que yo solo debía decir lo que necesitaba y se me empezaron a ocurrir cosas.

En ese año llegamos a hacer 12 mil pesos. Llegamos a fabricar champú, líquidos limpiadores espumosos con un olor característico, jabolina, pintura de cal mejorada, jabones sólidos, detergentes líquidos, hasta desodorante llegamos a producir. Hicimos lo que nunca se había hecho y empecé a buscar gente que me pudiera apoyar; personas que impregnaran juventud y energías nuevas a los que ya estaban allí. Hasta recuperamos la fundición del aluminio, que anteriormente se había perdido.

El sentido de orientar la dinámica de la empresa hacia el compromiso con el trabajo y no hacia el autoritarismo son particularidades de una visión innovadora de dirección femenina. La noción de trabajo en equipo, de perspectiva de unidad para favorecer el mantenimiento de los puestos de trabajo y de los salarios a partir de la productividad, denota la implicación y el cuidado tanto con el personal humano como con la actividad laboral.

Las mujeres realizamos labores durante nuestras historias de vida que facilitan el desarrollo de capacidades y competencias pertinentes para el liderazgo y la creatividad en las empresas. Es el caso de la empatía hacia los otros, la sensibilidad para las necesidades de los demás y el compromiso con el bienestar ajeno. Al desempeñarnos desde niñas en tareas domésticas y cotidianas que exigen persistencia y que no tienen una valoración social ni monetaria, favorece que la motivación por el trabajo se centre más en los resultados y no en el reconocimiento social y el poder; implica un hacer desde una posición de modestia.

La multiplicidad de tareas a realizar tanto fuera como dentro de los hogares exigen control emocional, capacidad de alternar entre varios quehaceres, de inventar diariamente nuevos modos de hacer en función de la variación de las condiciones y de asegurar su cumplimiento con todos y para el beneficio de todos.

Es por eso que estilos democráticos, de cooperación y colaboración, así como formas innovadoras de dirigir y de organizar el trabajo resaltan últimamente como aportes de mujeres emprendedoras. La creatividad para promover DIVERSIDAD en cuanto a las formas de actuar de mujeres y hombres son competencias imprescindibles en la actualidad para llevar nuestras vidas personales y profesionales.

 

Visto 503 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.