HISTORIAS COTIDIANAS (54)

Recibí en mi blog una carta de María, donde relata que ella y su pareja encontraron otros modos de darse cariño y sentir las bondades del sexo, sin tener que terminar en penetración. “Mi marido tiene diabetes y, desde que está medicado, no tiene erección. Empezamos a jugar al sexo de otra manera, nos estamos acostumbrando a otros estímulos, a otras formas de acercarnos. Y qué bien me sabe ahora un beso”. Ella tiene 68 años y el 70, y reconoce que hallaron una fuente de bienestar muy divertida.
Y es que, por demasiados años, se extendió el falso criterio de que el sexo era una cuestión de hormonas. Y, por supuesto , de las edades mozas. Tener sexo   es una voluntad de acción, un deseo de descubrir nuevos aspectos de la existencia y un modelo abierto que desmitifica antiguos   roles sexuales. El sexo en la tercera edad puede ser tan gozoso como cuando somos jóvenes, fuente de gratas sorpresas y  especiales emociones.

“… el hombre de La Edad de Oro es así, lo mismo que los padres; un padrazo bueno…
Así con los padres buenos, que creen que todos los niños del mundo son sus hijos
…los niños que no tienen padre, los niños que no tienen quien les de un velocípedo,
ni caballo, ni cariño, ni un beso…”

José Martí

 

Aquella noche en la que, después de leer el cuento “La Gallinita Dorada” a mi hijito de cuatro años, me preguntó: “¿Dónde estaba el gallo?”, reconocí una brecha que debía ser superada: las paternidades, que responden a la expresión de los afectos, las emociones y los sentimientos, han sido tan expropiadas, tan obturadas, que ni siquiera aparecen en las narraciones. El insomnio de aquella noche me provocó un insight que devino compromiso: devolverles a los niños y a las niñas que no saben dónde estás sus papás, y que aspiran a un juego de roles saludable, sostenible y compatible con la condición humana y no con la de género, algunas “fotos, rutas, esperanzas”.

En la ciudad de Santiago de Cuba, una emblemática fábrica es orgullo e historia de sus pobladores. La Ronera Santiago de Cuba, fundada el 4 de febrero de 1862, es referencia fundacional del ron ligero cubano. Muchos hablan de una fórmula secreta de la familia Bacardí, sus fundadores, y la realidad indica que la conjunción de factores geográficos, climatológicos y especialmente humanos de los maestros roneros, permiten la genuina y auténtica calidad de este ron.

Lunes, 07 Abril 2014 17:04

Laura*

Por

Laura deja el libro sobre la cama y observa la luz de la lámpara de pantalla rosa, que hoy se le antoja azul; la apaga. Se levanta y enciende la luz brillante del techo, se para frente al espejo de la cómoda y cepilla su pelo como una autómata. Pasa sus dedos lentamente por las cejas, la barbilla, los párpados. Deja este ejercicio aburrido y va hasta el baño, cepilla sus dientes por tercera vez en la noche. Camina hacia la cama donde se encuentra Pablito y mira al niño dormir tranquilamente. Se sienta frente al computador. Suspira.

Intenta olvidar las imágenes que lo acercan y concentrarse en el trabajo, pero estas vuelven, vuelven los recuerdos, su recuerdo. Hoy se dormirá en la madrugada cuando la venza el sueño, sabe que extrañará no tropezar con Pablo y sentir su respiración, porque el decidió irse. No quiso entender que ella ama su trabajo tanto como su vida en este hogar. Que siempre ha sabido conciliar sus obligaciones laborales con todas las tareas de la casa, aun con mucho esfuerzo y sacrificios.

Ofrecer algo más, sumando reflexiones, criterios de clientes y las motivaciones de las mujeres que lo soñaron podría resumir la esencia de O2, un spa capitalino que, además de ejercicios y belleza corporal, ofrece arte y jardinería, consejos nutricionales o culinarios y hasta música.

"Siempre quise tener algo propio", confesó a SEMlac Omara Mirabal López, cibernética de 51 años, amante de las artes y ahora mujer de negocios. Razones múltiples coincidieron para llevar a esta profesional de las ciencias exactas a la construcción de un espacio para practicar ejercicios, arreglarse el cabello o hacerse la manicura, o sea, para atender "la parte más bien estética del cuerpo", como ella misma define.