Lunes, 29 Agosto 2016 12:27

Al sexismo: punto y final

El escenario escolar continúa siendo uno de los espacios en los que se reproducen estereotipos y roles de género. Sobre las mujeres sigue recayendo la mayor parte de las tareas que tienen que ver con el aprendizaje los hijos: asistir a matutinos y reuniones de "padres", forrar libretas, ayudar en la realización de tareas y preparar la merienda, por citar algunas. Pero no solo mediante esas responsabilidades distribuidas de manera inexacta entre uno y otro sexo se erigen los aprendizajes sexistas empeñados en asignar valores diferentes a hombres y mujeres.
La lectura desde los primeros grados constituye otra de las fuentes de la que los escolares beben el sexismo. Así lo esclarece la investigación "¿Sexismo en los textos de Lengua Española de la educación primaria? Un material complementario para su análisis", de la máster en Psicología Clínica y Sexualidad Ismary Lara Espina.

Publicado en HABLEMOS DEL LENGUAJE