Lunes, 26 Febrero 2018 17:34

¿Lenguaje de género en las profesiones? Destacado

Por  La Redacción
Valora este artículo
(0 votos)

Cuando la Real Academia Española aprobó recientemente la modificación en cuanto a las definiciones profesionales ("persona que se dedica a…", en lugar de "hombre que…"), el mundo reconoció una vez más cuán errada ha sido la concepción del lenguaje en lo referente a las cuestiones de género.
Quedaba registrado entonces que funciones como jueza y embajadora ya no dirán más "esposa del embajador" o "esposa del juez", como era recogido antes. Así el idioma trata de captar la posibilidad de ambos sexos de desempeñarse en cualquier ocupación.
Sin embargo, el Diccionario de la Lengua Española designaba tradicionalmente como masculinos la mayor parte de los nombres de profesiones desempeñadas de forma preferente por los varones, aun cuando hayan pasado siglos desde que las mujeres irrumpieron en este mundo.

Además, en el campo de la Medicina, la RAE sigue teniendo deudas casi imperdonables. Por ejemplo, aún considera como sustantivos masculinos a 135 sustantivos comunes como analista, matasanos, ocularista, oyente, pederasta y podiatra. Como algo que decir a su favor, modificó el estatus de común de unas 125 palabras que hasta la pasada década del noventa eran consideradas masculinas, como anestesista, aspirante, auxiliar, colega, dentista, estudiante, foniatra, gerente, practicante, profesional y psiquiatra.
Luchando aún por hacerse de un lugar, andan vocablos como médica, que casi parecieran una profanación en la boca de quienes se aventuran a decirlos. Igualmente, todavía se cierne una gran polémica sobre las palabras dobles. Es decir, muchos académicos consideran que la terminación en z y e no requiere que se especifique el género, y bastaría con decir "la juez" y "la presidente", para citar dos casos.
De cualquier modo, lo importante es que defendamos en nuestra profesión la distinción para nuestro género. Que no haya mujeres aceptando ser consideradas arquitectos ni doctores. Para algo están escritas las reglas y para algo deben cambiarse a menudo. Si es preciso alfabetizar al entorno laboral en el que nos encontramos, no estaría de más.

Visto 100 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Febrero 2018 18:24
Más en esta categoría: « La RAE ya es menos sexista

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.