Lunes, 18 Agosto 2014 14:57

Palabras en entredicho Destacado

Por  la redacción
Valora este artículo
(1 Voto)

Por la fuerza del uso y la práctica acrítica, solemos emplear, repetir y acuñar palabras sin detenernos a pensar en su carga discriminatoria y peyorativa.
Eso sucede, frecuentemente, con algunas asociadas a las niñas y las mujeres; es decir, la población femenina del mundo.
Lo peor es que, de tan repetidas y empleadas, se convierten en palabras comunes y naturales en el lenguaje cotidiano.
Sucede, por ejemplo, con el término hembra. Que dicho así, directamente, alude al significado sexual y posesivo del hombre hacia la mujer. Pero que también se refiere a los ejemplares animales de sexo femenino. Sin embargo, sigue siendo común que expresión tan específica y de mal gusto para referirse a mujeres y niñas se siga empleando cuando preguntamos, con total inocencia, qué tuvo la esposa del vecino: “¿varón o hembra?”

Otro término muy utilizado, en este caso como sinónimo de mujer, es fémina, que ahora mismo genera muchísima polémica.
Etimológicamente hablando, fémina significa 'hembra'. Nuevamente una palabra que se suele utilizar en lugar de mujer, peor que remite al sexo de la especie animal.
Otro de los significados etimológicos de fémina es “la que amamanta o da de mamar” o “la que produce”, refiriéndose a la que procrea hijos.
“Algunas fuentes refieren como etimologías populares o falsas aquellas que presentan esta expresión compuesta por fides, que se traduce “fe”, y minus “menos”. Durante el medioevo la interpretación religiosa patriarcal sentenció lo considerado femenino como: débil, subordinado, malévolo”, precisa la periodista Lirians Gordillo en su artículo “El laberinto de las palabras”, publicado en el sitio digital de la revista Mujeres.
“Lo cierto es que cada una de estas definiciones pone en evidencia la discriminación histórica de las mujeres y su justificación desde el lenguaje”, considera la colega.
De modo que, a la hora de escoger las palabras --y sobre todo los sinónimos-- para referirnos a las mujeres, pensemos primero en su verdadero significado y cargas más ocultas para no pecar, inocentemente, de posturas discriminatorias.

Visto 446 veces Modificado por última vez en Lunes, 18 Agosto 2014 15:08

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.