Martes, 05 Junio 2018 03:43

¿Para qué hacen falta las amigas?

Ellas lo imaginan: ya no son las mismas. Pero no lo saben: ya no son las mismas. Algo habrá cambiado, sospechan. Pero lo que las une debe ser más intenso que cualquier variación del tiempo. Debe ser…
Definitivamente los años pasaron. La vida es diferente después de las cuatro décadas. No son solo los calores femeninos o los matrimonios al borde de un ataque de nervios. No es únicamente que las fuerzas flaqueen o el cansancio se robe el show. Hay negociaciones que hacer con el alma para poder seguir.
¿Por qué lloran mis amigas? es la pregunta que la cineasta Magda González Grau lanzó al aire con su filme más reciente. Yasmín Gómez, Amarilys Núñez, Edith Massola y Luisa María Jiménez, tres destacadas actrices cubanas, la responden en 80 minutos. Lloran porque lo más difícil es seguir siendo una misma. Y porque tal vez no haga falta. 

Publicado en CULTURA DE GÉNERO
Lunes, 26 Febrero 2018 16:13

La médica prohibida

Insumisa será el próximo filme del director cubano Fernando Pérez. Como suele hacer, cuenta otra historia de alguien adelantado a su tiempo y todas las consecuencias que tiene actuar a contracorriente. Desde julio pasado se filma y este 2018 ya trae la fase de postproducción. ¿Cuándo llegará a las salas oscuras del séptimo arte?
Enrique Faber es un médico suizo que llega a Baracoa, Guantánamo, en 1820, a ejercer su profesión. Se casa con la cubana Juana de León. Y, tiempo después, es deportado a Nueva Orleans. ¿Cuál es la razón? No se trata de Enrique, sino de una Enriqueta disfrazada de hombre para poder desarrollarse en la Medicina. Y ser mujer y profesional en la época no es algo bien visto ni permitido.
Este será otro de los filmes biográficos que realizará el director de clásicos como Clandestinos, Suite Habana, Madrigal, Últimos días en La Habana y José Martí, el ojo del canario. Y, como en el caso de esta última cinta, está basado en una historia real.

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS
Domingo, 24 Abril 2016 23:56

Hablar desde la piel en tonos femeninos

Para legitimar el tatuaje como obra de arte llegó a esta Muestra Joven del cine cubano el documental La piel como Lienzo. Lleva la intención de elevar esta manifestación artística, mejor aún si es hecha por mujeres en mundo de hombres

Cada cultura trae sus mitos y, en torno al tatuaje, existen muchos en la geografía cubana. Que si es para expresidiarios, que si es cosa de marineros y hippies, que si dice mucho de alguien (y no siempre lo mejor)… toda una serie de creencias que todavía se resisten a ser desalojadas de muchas mentalidades. Porque el tatuaje -ya es hora de asumirlo- no es expresión de marginalidad. Y sobre eso queda mucho que decir y entender.
Para legitimar esta forma de expresión como manifestación artística se pensó el documental La piel como Lienzo de las creadoras Naty Gabriela González Calderón y Yaima Pardo La Red, que cuenta además con la mirada (desde la dirección de fotografía) de la joven Rocío Aballí.
Y como esta obra sale del intelecto de varias mujeres, puede adelantarse ya el hecho de que sobre ellas se hablará. Tal y como ocurre.
Cuenta Naty Gabriela que, aunque al inicio se pensó en filmar algo sobre el tatuaje en general, al arrimarse a ese mundo y comenzar a hurgar, saltó a la vista la realidad de que pocas mujeres llevan la tinta a la piel en Cuba.

Publicado en Ellas cuentan

Los cambios y tensiones que han vivido trabajadoras cubanas constituyen materia prima para varios cineastas de la isla. Un recorrido por filmes de factura nacional así lo atestiguan.
“El cine cubano ha demostrado ser un documento de época y en él podemos encontrar desde las variaciones que ha tenido el habla y la vestimenta en Cuba, hasta los cambios en las relaciones, el comportamiento humano y la participación de las mujeres”, declaró la ensayista Zaida Capote Cruz a SEMlac.
En su ensayo “Cubanas trabajando (a 24 cuadros por segundo)”, la reconocida intelectual ofrece una revisión de nueve filmes en los cuales la posición de las mujeres, el empleo femenino y los conflictos que genera el machismo constituyen líneas argumentales.

Publicado en CULTURA DE GÉNERO