Viernes, 29 Enero 2016 16:52

Mujeres y derecho laboral: bordeando las realidades

Por  Dayneris Mesa Padrón

El derecho laboral, a lo largo de los años, ha resultado una arista controversial para los que deben practicarlo y para quienes velan porque se les aplique adecuadamente. 
Diversas son las nomenclaturas, leyes y decretos que encierran los deberes y derechos de las personas que trabajan, que no siempre se ejecutan o ventilan adecuadamente. 
Ante la apertura en Cuba del sector no estatal, una brecha se abre entre el cumplimiento de las leyes del derecho laboral en un lado y en el otro. Entre las preocupaciones más recurrentes residen aquellas vinculadas con las mujeres incorporadas a los negocios particulares.
SEMlac conversa, a propósito del tema, con Jennifer Batista Torres, profesora de Derecho Laboral del Departamento de Asesoría Internacional de la Facultad de Derecho, de la Universidad. 

¿Qué características del derecho laboral se siguen con más énfasis en el sector no estatal? 
Las características del trabajo en el sector no estatal determinan una relación laboral especial, y así lo reconoce el Código de Trabajo vigente. De ello se deriva que cuenten con una regulación especial, diferente a la legislación del trabajo estatal que todos conocemos. 
Según las instituciones del Derecho Laboral, en estos momentos las de mayor impacto en el sector no estatal son las cuestiones relativas a la protección de la mujer durante el embarazo, las oportunidades de empleo para ellas y en general para los trabajadores que sobrepasan “la juventud”, debido a que los cuentapropistas prefieren contratar a personas jóvenes y sin hijos.
Otra cuestión radica en la materia de seguridad social, pues las personas de este sector no conocen sus derechos, o aun conociéndolos, no los exigen. También les prestamos atención a las condiciones laborales y la necesidad de la contratación por escrito, que permite mayor seguridad jurídica y protección al trabajador contratado y a su empleador. La norma laboral establece una serie de derechos mínimos que han de respetarse por el empleador. Se pudiera mencionar, además, el tema del horario de trabajo y descanso; es un elemento que no se respeta mucho. 
¿Quién vela porque los derechos de los trabajadores del sector no estatal se cumplan adecuadamente? 
Es este uno de los puntos controversiales. Pero la legislación deja claro que resulta una tarea de los supervisores de las direcciones provinciales y municipales Integrales de Supervisión, subordinadas a los Consejos Municipal y Provincial del Poder Popular, así como los organismos, órganos o entidades que autorizan el ejercicio de estas actividades; es decir, Direcciones Municipales del Trabajo, etc.¿En qué violaciones de la protección especial hacia las mujeres dentro del derecho laboral se incurre con más frecuencia en los espacios no estatales? 
El fenómeno es complejo y requiere de un profundo estudio estadístico para dar respuesta a la pregunta; no obstante, el tema de la maternidad deviene el más complejo. 
Por otra parte, en nuestro país no se reconoce, en ninguna legislación, el acoso como violación del derecho del trabajo y es algo que sí puede existir, tanto en un sector como en el otro.
¿Qué derechos (en el plano laboral) tienen aquellas mujeres del sector no estatal que salen embarazadas? 
Estos derechos los establece el Decreto Ley 278/ 2010, del régimen especial de seguridad social para los trabajadores por cuenta propia. En su capítulo cuarto dedica siete artículos a regular los derechos de la mujer embarazada.
Tiene derecho a una licencia retribuida por maternidad al cumplir las 34 semanas y por un término de 18 semanas, las seis anteriores al parto y las 12 posteriores. Si es múltiple el embarazo, la licencia se concede a partir de 32 semanas y el término se extiende a ocho semanas. 
Debe cumplir con determinados requisitos para esto: haber contribuido al régimen de seguridad social, como mínimo, durante al menos los 12 meses inmediatos anteriores a la fecha de inicio de la licencia. 
De no cumplir con tales requerimientos, tiene derecho a recesar en sus labores y a ser exonerada de contribuir a la seguridad social durante el término establecido o contribuir si así lo desea. 
La norma también le reconoce otros derechos, en caso de que el bebé nazca antes o después, en relación al cómputo de la licencia pre y postnatal, así como en caso de que fallezca. 
Ahora bien, me gustaría dejar claro que no es una obligación de su empleador efectuar el pago por esta licencia, sino que, si la mujer en cuestión cumple con los requisitos, el pago se hace efectivo directamente a través del presupuesto estatal de la seguridad social. 
Cuando una mujer trabajadora del sector no estatal sienta que sus derechos laborales están siendo violados, ¿a qué lugar debe remitirse?
Jurídicamente, puede dirigirse a la sección de lo laboral del Tribunal Municipal del lugar donde trabaja, para exigir que cese la violación de los derechos. Esta es la vía que posee para exigirlos. No obstante, puede acudir a la Fiscalía General.

Visto 435 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.