Este modo de vida ha llegado a todos los lugares del planeta e intenta satisfacer las necesidades de los seres humanos, sin extender la capacidad de regeneración de la naturaleza.

Sostiene sus prácticas en el respeto a la naturaleza y en el intercambio equitativo de lo que esta brinda. Responde a una filosofía de vida a partir del trabajo en comunidades, con el fin de obtener un desarrollo sostenible.
No aparta la intención de obtener buenas producciones, sino que las enfoca asumiendo los ciclos biológicos naturales, para no alterar el intercambio entre personas y medio ambiente. Sus pilares fundamentales han quedado registrados como: la producción de alimentos, el suministro de recursos, la producción de energías renovables y la organización social.
SEMlac propone algunos elementos ventajosos de esta forma de vida.

Publicado en CONSEJOS ÚTILES