Lunes, 26 Febrero 2018 17:34

10 modos de que te alcance el día

Por  De la redacción

Emprendedoras siempre quiere estar cerca de ti. Por eso te brindamos estas estrategias para que puedas aprovechar tu jornada al máximo.

1.No ignores al despertador: Si aplazas cada una de las acciones del día, solo te generará estrés y no podrás avanzar como tenías previsto. Sigue concienzudamente cada uno de tus rituales.

2.Proyecta el mapa del día: Cuando te despiertes, dedica unos minutos a planificar lo que harás, el tiempo que te llevará y el modo en el que piensas conseguirlo. Así será más difícil que olvides algo.

3.Sacúdete bien antes de empezar: Una ducha fría, la mejor sesión de ejercicios, la canción que más te inspira o el chocolate de tus sueños. Regálate siempre algún placer estimulante y extremo antes de iniciar tu jornada, para que no andes «en cámara lenta».

4.Atiende las prioridades: Si ajustas el día de acuerdo a tus preferencias, terminarás postergando lo más difícil, que casi siempre es lo más urgente. Ordénalo todo de acuerdo a la necesidad, no al deseo. Acabarás el resto de las tareas con mejor ánimo.

5.Escoge tus horarios: No tienes por qué presionarte en los momentos que te disgustan. Siempre hay horarios y ambientes en los que rendimos más y nos place trabajar por algún motivo. Si es la noche, reacomoda tu día. Si es la madrugada, encuentra el modo.

6.Sonríe y disfruta: Una pausa dedicada al humor es más productiva de lo que te imaginas. Camina por algún lugar que te relaje y busca algo que te haga reír. Escuchar una buena canción es ideal. Volverás al trabajo con más fuerzas.

7.No te dejes llevar por las distracciones comunes: Las redes sociales pueden devorarte el día sin que te percates. No está mal enterarse de cómo anda el mundo. Pero que eso no signifique hipotecar tu jornada por unos cuantos “Me gusta” o los mejores memes del momento.

8.Aprende a decir ¡Basta!: Detenernos cuando algo va más allá de nuestras posibilidades o el tiempo que tenemos disponible también nos hace aprovechar las capacidades más especiales. Siempre hay asuntos para los que necesitamos ayuda y otros que merecen ser despreciados.

9.Créate una rutina precisa: El cuerpo se adapta a lo que le entregas cada día. Confecciona un plan que no deje fuera nada y repítelo para que lo memorices en cada jornada. Con la práctica, será más posible todo lo que te propongas.

10. Pasa revista al terminar: Asegúrate de verificar que cumpliste con todo lo que te propusiste y analiza dónde se detuvo tu plan. Así eliminarás las imperfecciones y reorganizarás tus tácticas. 

Visto 66 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.