CONSEJOS ÚTILES (35)

Mujeres Emprendedoras le ofrece algunos tips para implementar un negocio responsable, sustentable y comprometido con el entorno social y medio ambiental.

  • Organizar los tiempos, las necesidades y las actividades como persona, como mujer, como familia y como emprendedora.
  • Pensar estratégicamente en su negocio, teniendo en cuenta, a mediano, corto o largo plazo, aquellos elementos que pueden representar un obstáculo para el proyecto.
  • Capacitarse, superarse, prepararse desde el punto de vista del manejo de un negocio y de acuerdo con los conocimientos que precisa su emprendimiento en particular.
  • Capacitar también a las personas implicadas en él. Preferentemente contratar a personas atraídas de algún modo por el tema que promueve su emprendimiento.

Las redes sociales son una herramienta necesaria y de actualidad para cualquier empresa o negocio. La comunicación del siglo XXI es impensable sin una estrategia que contemple la gestión de Facebook, LinkedIn, Twitter y otras que han conducido al éxito a muchas organizaciones a nivel mundial.
La presencia en las redes digitales va ganando espacio en un mundo en el que las personas acceden, cada vez más, a contenidos publicados en la Web. Sin embargo, ante las sobrecargas de información y los nuevos modos de interacción, los contenidos visuales se han convertido en un recurso de gran valía.
El ser humano recuerda 80 por ciento de lo que ve, pero solo 20 por ciento de lo que lee, razón por la cual el contenido visual debe ser una pieza clave en las estrategias para redes sociales. Otros datos interesantes que explican la necesidad de utilizar el llamado marketing visual se asocian con que 90 por ciento de la información que llega al cerebro es visual, 79 por ciento de los usuarios escanean una página web y solo 16 por ciento lee palabra por palabra, más de 60 por ciento de los consumidores consideran hacer contacto con una empresa cuyas imágenes aparecen en los resultados de búsquedas locales y se puede decodificar el significado de un elemento visual en menos de una décima de segundos, según publica el porta digital www.postcron.com.

Aunque la emancipación va más allá del dinero que tengamos en los bolsillos, la libertad tiene mucho que ver con la economía. ¿Qué puedes hacer en Cuba para no estar atada financieramente a nadie?

Muchas son las mujeres en Cuba que sostienen económicamente su hogar. Ya sea por salarios bien remunerados en grandes empresas del sector estatal como por negocios privados, el sexo femenino gana preponderancia en un mundo que antes era patrimonio exclusivo de los hombres. A la vez, siguen existiendo esposas que viven casi atadas a sus maridos porque dependen financieramente de ellos. Porque así lo escogieron o porque se lo impusieron la vida y las brechas de género que las destinan a las labores del hogar y cuidados familiares.
Pero, aun desde casa, ellas también pueden tomar el control. En un mundo que exige menos de la presencia de quienes trabajan en sus puestos, o apuesta más por la vida online, las mujeres están llamadas a explotar estas posibilidades con tal de ganar autonomía y empoderamiento. ¿Cómo? Muy sencillo. Evalúa primero tu situación y luego determina las posibilidades que tienes. No tienes que contar con todas las condiciones de trabajo desde el primer momento. Muchas irán surgiendo por el camino y las obtendrás apenas tengas los primeros resultados.

Sin importar el giro, el mercado, la ubicación o su volumen de venta, todo negocio necesita MARKETING. De alguna forma u otra se hace, aunque en ocasiones no se identifique como tal. Anotar citas, llamar a la clientela, ofrecerle una bebida, realizar promociones y otras acciones de este tipo son parte de lo que conocemos como MARKETING. Aunque existen múltiples y variadas formas, proponemos cinco consejos que le pueden ayudar. 

No pocos vericuetos encuentran las mujeres de esta isla para, económicamente hablando, llegar a fin de mes. Cual magas de los hogares, ellas tienen que innovar para que el cronómetro de sus carteras y bolsillos no marque 00:00.
Remesas familiares, realización de trabajos por cuenta propia, manutención por parte de terceros y distribución de los gastos en el seno de la familia son algunas de las soluciones que encuentran las cubanas.
Bien se arreglan madres, hijas, nietas y abuelas para ejercer la aritmética en una compleja cuenta donde se resta y divide por encima de sumas y multiplicaciones.
Sin embargo, solo en el quehacer cotidiano aprenden a administrar, distribuir y controlar sus finanzas y la de sus hogares, aun cuando en muchos núcleos sean hombres los proveedores por excelencia o quienes aportan los ingresos de mayor peso.