CONSEJOS ÚTILES (29)

El contacto telefónico es, con frecuencia, el primero que se establece con la clientela y determina, en gran medida, la imagen de la institución que se muestra al exterior. Una atención personalizada, una voz agradable y una escucha activa predisponen de manera positiva y dan una impresión adecuada de la organización y de nosotros mismos a quienes nos escuchan.
En este sentido, de la actitud que se tome ante la comunicación telefónica dependerán los resultados obtenidos. Para que sea positiva se debe considerar que el interlocutor o interlocutora es lo más importante en ese momento y que no se habla con un aparato sino con una persona. Sin embargo, sucede que, muchas veces, al descolgar se hace con cierto nivel de distracción prestando atención al ordenador o el trabajo que se tiene sobre la mesa.
Una positiva actitud a la hora de la comunicación telefónica supone, en primer lugar, concentración pues la falta de atención es percibida por quien le escucha. En segundo lugar, es necesario relajarse pues descolgar el teléfono es abrir una puerta donde le imaginarán inmediatamente. Sonría pues la sonrisa es contagiosa y se ve a través del teléfono. Hable en tono normal y lentamente, le escucharán de la misma manera estando cerca o lejos y además su forma de expresarse debe ser nítida.

La necesidad de construir espacios de diálogo efectivo entre las personas en los entornos laborales de trabajo es una necesidad creciente de las organizaciones. Algunas de las causas fundamentales que sostienen esta idea se asocian a la falta de referentes actuales de diálogo a nivel social.
En muchos de los medios de comunicación de la actualidad se cultiva el debate y no el diálogo. En muchas instituciones, por encima de la voluntad de entendimiento prima el derecho a imponerse e imponer. Este comportamiento también se manifiesta en el seno de las familias, en reuniones de amistades y en general en nuestra vida diaria.
La educación basada en aprender lo que otros quieren que se aprenda no ha facilitado la cultura del diálogo, por lo que numerosas instituciones universitarias y de enseñanza en el mundo han comenzado a darse cuenta de la extraordinaria importancia de la educación en el diálogo y el pensamiento crítico.

Miércoles, 21 Enero 2015 17:24

No todo se acaba con la jubilación

Por

Para las mujeres que llegan a la edad de retiro o de jubilación, comienza una nueva etapa de sus vidas. Una opción por las que algunas se deciden es dedicar el tiempo a realizar ejercicios físicos, organizar visitas a amistades o familiares, leer, frecuentar cines, teatros, círculos de abuelos o casas de cultura. Elaborar un plan de actividades pudiera ser el primer paso para la distribución del tiempo y evitar que este momento de la vida se convierta en una distensión del trabajo por causa de las cargas y labores domésticas que tienen que enfrentar como madres, abuelas y mujeres.
No obstante, coexisten también las que prefieren dedicar su tiempo a realizar algún oficio o emprender un pequeño negocio que no solo les permita obtener sus propios ingresos, sino también sentirse útiles. De esta manera, muchas mujeres continúan siendo productivas y se empoderan, mediante el trabajo y la dirección de sus empresas e ideas, pese a que socialmente se perciba que su "vida útil" ya terminó.

Lunes, 15 Diciembre 2014 16:12

60 tips para aprovechar su tiempo

Por

"Tiempo perdido es vida perdida", refiere un conocido refrán indio. Es que el tiempo es un recurso no renovable que muchas veces es desaprovechado de manera eficiente. En el entorno laboral, así como en el personal, una apropiada gestión del tiempo puede contribuir al éxito de las actividades diarias. Con frecuencia se confunde trabajar en horarios extensos con trabajar bien; y no siempre cantidad es igual a calidad. Los excesos pueden llevar a disminuir el rendimiento físico e intelectual.
También es usual escuchar frases como "no he tenido tiempo", "el tiempo no me alcanza" o "el tiempo se fue volando"; sin embargo, la falta de tiempo no existe, pues el día tiene las mismas 24 horas para todos. El problema radica, precisamente, en cómo se organiza y administra para ejecutar cada una de las tareas que se planifican a corto y largo plazo. Algunos de estos 60 tips pueden ayudarle.

Con frecuencia, mujeres y hombres se encuentran sometidos a períodos de estrés en su entorno laboral. Las causas asociadas a esta problemática pueden ser muy diversas. Según especialistas en la temática, los factores más comunes están relacionados con el volumen y ritmo de trabajo, la falta de estímulos y la monotonía en el puesto, el miedo a perder el empleo, los elevados niveles de responsabilidad, la exposición a tareas insalubres o peligrosas, la falta de apoyo, el acoso por parte de los compañeros o superiores, la utilización inadecuada de las posiciones de poder, la falta de reconocimiento y las condiciones ambientales del lugar de trabajo.
Como resultado del estrés laboral, se derivan efectos negativos que, según investigaciones, se han segmentado en tres áreas fundamentales: Los fisiológicos, entre los que pueden aparecer aumento de la frecuencia cardíaca, tensión muscular y dificultad para respirar. Los cognitivos, como las preocupaciones, la dificultad para tomar decisiones y la sensación de confusión; y los efectos motores como hablar rápido, temblores o tartamudeo, entre otros.