CONSEJOS ÚTILES (35)

Viernes, 17 Enero 2014 19:06

La marca nos hace diferentes

Por

Nike, Addidas, Carolina Herrera, Armani, Ciego Montero, Conchita o Suchel han servido para marcar a numerosos productos comerciales como zapatos, ropas, refrescos, perfumería…

La necesidad de reconocer, identificar e incluso diferenciar los productos dio origen al surgimiento de la marca, que tuvo su aparición en la antigüedad con la producción artesanal y manufacturada. Sin embargo, su desarrollo decisivo se ubica en la segunda Revolución Industrial, con la producción seriada y masiva.

A simple vista pudiera parecer una interrogante a la que muchas lectoras pudieran no encontrar respuesta; sin embargo, los diseños resultan excluyentes a tal punto que ciertos grupos y poblaciones femeninas quedan al margen de lo que la moda vende. Tal ha sido el caso de las mujeres afrodescendientes, las obesas e incluso aquellas que entran en la tercera edad.

Un rasgo que bien ha caracterizado la construcción de lo femenino es, sin caer en criterios reduccionistas, el sentimiento de fidelidad que asumen las mujeres dentro de las relaciones de pareja. Sin embargo, la fidelidad no es solo cosa de féminas en tiempos en que es inmensa la cantidad de productos que atacan nuestros sentidos en el mercado y que en ocasiones atiborran nuestras mentes.

Estimada lectora, ahora que estás a punto de abrir o comenzar tu nuevo negocio, ¿te has preguntado si conoces de manera óptima el mercado donde vas a insertarte? Tal vez, junto a tu grupo de trabajo, has organizado previamente algunas ideas que te ayudarán a definir qué tipo de producto vas a vender y a quiénes, dónde ubicarás tu nueva empresa, qué precio tendrán esos productos y cómo les vas a promocionar para elevar tus ventas, quiénes son tus competidores, entre otras interrogantes. Sin embargo, para estudiar el mercado cualquiera de estas informaciones resultan insuficientes.

Aprovechar o emplear bien el tiempo es una máxima que no podemos perder de vista en la organización de nuestro negocio. Gestionarlo de manera adecuada es una habilidad que las empresas valoran cada vez más en sus trabajadores, ya que este factor mejorará la productividad y la competitividad.