CONSEJOS ÚTILES (37)

¿Trabaja usted durante el horario de la noche y la madrugada? ¿Conoce los efectos del empleo nocturno? ¿Qué repercusiones tiene este tipo de empleo en el entorno familiar y social? ¿El horario nocturno de trabajo entorpece su vida conyugal? Estas son algunas de las interrogantes cuyas respuestas tratamos de ofrecer en este artículo, donde, además de incursionar en el surgimiento del trabajo nocturno y sus consecuencias, también propone algunos consejos para ayudarle a reducir sus efectos negativos.
El trabajo nocturno, casi tan remoto como el surgimiento de la humanidad, ha existido en todas las civilizaciones. A nivel industrial se inicia con el surgimiento y el empleo masivo de la luz artificial por incandescencia, muy ligado a factores económicos como: la intensidad creciente del capital financiero, la reducción de la jornada de trabajo y las mejoras en la elasticidad de la producción, debido a que los recursos humanos de las empresas se adaptan mejor a sus necesidades de producción.

Cambiar de trabajo o profesión no es una decisión que se toma a la deriva. No son pocos(pocas) las limitaciones en las que se piensa para asumirlo: tener un mejor sueldo, posibilidades de ascenso, el tiempo, la ubicación o simplemente estar en un ambiente laboral más grato son
algunas de las ideas que vienen a la mente y que pueden transmitir
dudas, inseguridad o también ilusión. Pero esta mezcla de sensaciones es totalmente normal puesto que abandonar lo conocido para empezar algo nuevo no siempre resulta fácil. La decisión implica tomar en cuenta todos los pros y los contras y analizar a conciencia las posibles consecuencias.
No sólo se deben considerar los aspectos económicos, también hay que estudiar otras variables como el ambiente, los horarios, beneficios, y la posibilidad de desarrollo profesional.

Lunes, 23 Junio 2014 17:15

¿Cómo nos ven los otros?

Por

Cuando se habla de la imagen pública en una organización  es  un error  creer que la identidad visual corporativa es solo lo que ven los clientes.
Si bien es cierto que esta es una variable que no debe rechazarse, existen otros factores que influyen en la percepción que los públicos externos tienen de la empresa; tal  es el caso del entorno financiero, institucional, académico, comercial y el entorno del usuario.
A lo anterior hay que añadir, también, el papel de los medios de comunicación que juegan un rol importante en la conformación de esta imagen.

A través de “El Principito” de Saint-Exupéry se puede responder a esta interrogante. El siguiente fragmento lo ejemplifica:

 

“Mi dibujo número 1 era de esta manera: (ver imagen 1)
Enseñé mi obra de arte a las personas mayores y les pregunté si mi dibujo les daba miedo.
—¿por qué habría de asustar un sombrero?— me respondieron.
Mi dibujo no representaba un sombrero. Representaba una serpiente boa que digiere un elefante. Dibujé entonces el interior de la serpiente boa a fin de que las personas mayores pudieran comprender. Siempre estas personas tienen necesidad de explicaciones.
Mi dibujo número 2 era así: (ver imagen 2)”

La práctica cotidiana de mirarse frente al espejo resulta casi un reflejo incondicionado para los seres humanos. En el siglo actual, el cuidado de la imagen ha venido a convertirse en una preocupación no solo de adolescentes, jóvenes o adultos en general, sino también de las empresas y organizaciones que visionan un mejor desempeño o aspiran a ello. Los niveles de la imagen tal vez sean desconocidos para quienes desconocen esta área de la comunicación; su gestión de manera integrada y sinérgica resulta de una importancia extraordinaria no solo para las empresas del sector estatal, sino también para los emprendimientos del sector privado en los que hoy se vislumbran algunos buenos resultados.