Recientemente fueron dados a conocer, en la Gaceta Oficial de la República de Cuba, dos nuevos decretos leyes y cuatro resoluciones, en aras de ampliar los beneficios económicos a las madres trabajadoras que hasta el momento disfrutaban de una licencia de maternidad hasta el primer año de vida del bebé, con pagos incluidos.
Los dictámenes, de amplia repercusión en medios oficiales y otras vías de comunicación no tradicionales, también promueven la participación activa de las figuras de abuelos y abuelas, que hasta ahora no se comprendían en lo establecido al respecto; pues ya estaba legislada la licencia de paternidad.
El derecho de los padres, contemplado desde hace unos años, continúa, sin embargo, con una explotación limitada por parte de los protagonistas masculinos.
Por otra parte, una resolución conjunta del Ministerio de Finanzas y Precios y el Ministerio de Educación regula un nuevo procedimiento para el pago por los servicios en los círculos infantiles y seminternados, encaminado a aquellas madres con dos o más hijos.
Además de una mejora de las condiciones de vida y de las posibilidades de las madres trabajadoras cubanas, estas medidas intentan estimular la fecundidad. No obstante, a la par de las expectativas que generan, existe otro tanto de recelo.

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS

En Cuba, el marco legal relacionado con el empleo tiene como base normativa principal la Constitución de la República. A la Ley de leyes le sigue, en jerarquía, el Código del Trabajo y su legislación complementaria, un marco jurídico que fue modificado recientemente a raíz de las transformaciones acontecidas en el mundo del trabajo en el nuevo siglo.
Según refleja el artículo 4 del citado documento, en este se regulan las relaciones de trabajo que se establecen entre empleadores radicados en el territorio nacional y las personas nacionales o extranjeras con residencia permanente en el país, para de ese modo dar cumplimiento a los derechos y deberes recíprocos de las partes (ANPP, 2014: 454). Teniendo en cuenta la centralidad de este documento rector, debe realizarse su lectura profunda, especialmente si se pretende el análisis de desempeños como el doméstico remunerado a domicilio, que ha experimentado un ascenso notable en los últimos años y ha sido poco analizado hasta la fecha.

Más allá de las justas demandas del empleo remunerado, la agenda feminista debe enfocarse en la transformación social para el logro de una vida digna para las mujeres, señalaron asistentes al II Encuentro Internacional de Economía Feminista "Una agenda económica para discutir entre mujeres", realizado en La Habana los días 17 y 18 de enero.
"El trabajo debe redefinirse hacia toda acción que emprenda una persona para beneficio colectivo o individual", señaló la chilena Nelly Cubillos Álvarez al intervenir en la primera sesión del encuentro.
Para Cubillos Álvarez, supone incorporar a la economía todas las relaciones sociales que garantizan la satisfacción de las necesidades hacia una vida digna. "Lo que implica superar las relaciones de poder, de subordinación", sostuvo.
Entre otros aspectos, habló también de la necesidad de trabajar hacia el logro de la igualdad de responsabilidades ante el trabajo de cuidado a nivel personal, familiar, comunitario e institucional. 

Publicado en CULTURA DE GÉNERO
Viernes, 27 Enero 2017 14:35

Mujer cubana ¿por cuenta propia?

Un reciente estudio sobre el rol femenino en los cambios económicos cubanos- publicado por la Revista Estudios del Desarrollo Social: Cuba y América Latina- pone el ojo en la igualdad sustancial ante lo privado.

Aunque bastante se ha hablado en los diferentes medios de comunicación e, incluso, desde Emprendedoras y SEMlac, de la presencia de la mujer en las formas de gestión no estatal en Cuba y sus consecuencias (principalmente en el cuentapropismo), no está de más conocer los resultados de una reciente investigación que se ha colado por estos días en el debate público.
Las licenciadas en Ciencias Políticas y Administración María Antònia Ferragut Piris y Maria Pizà Nicolau, ambas investigadoras españolas, han publicado en la Revista Estudios del Desarrollo Social: Cuba y América Latina, coordinada por la FLACSO, un estudio sobre el efecto de los cambios político-económicos en la estructura social cubana, en el cual se hace énfasis en la introducción del trabajo por cuenta propia y el papel de la mujer.
Como resultado de un trabajo de investigación cualitativa realizado a partir de la estancia de tres meses y medio en 2013 en La Habana -tiempo en que intercambiaron con personas involucradas en esta forma de gestión, así como con quienes han labrado ya en estos temas desde el campo de la teoría-, las investigadoras realizan un breve resumen sobre la historia política y económica del archipiélago, para luego aterrizar en la contemporaneidad.

Publicado en CULTURA DE GÉNERO

La introducción de los temas de género en el ambiente médico cubano suele asociarse con los asuntos de la sexualidad y la reproducción. Esta proyección, sin lugar a dudas, representa un avance en la transversalización del enfoque de género en las distintas áreas de las ciencias; sin embargo, refuerza los criterios y la mirada reduccionista a las diferencias biológicas y sociales de las mujeres, tomando como referencia solo un aspecto de la salud.
La doctora Damaris Hernández Veliz, subdirectora de asistencia médica del Instituto Nacional de Cardiología, en La Habana, desarma estas tendencias, mientras encabeza una investigación que propone el estudio de las diferencias entre hombres y mujeres, pero esta vez en la cardiopatía isquémica y el síndrome coronario agudo.
Este proyecto patentiza una de las líneas de investigación sobre los padecimientos cardiovasculares existentes en la institución médica, e incluye dos tesis de pregrado realizadas, una de maestría en discusión, y un futuro trabajo de doctorado.
Dado que la aterosclerosis es una de las principales causas de muerte en los países occidentales, y que en Cuba cada vez se registran más mujeres menores de cincuenta años de edad con enfermedades asociadas a este mal, resulta vital una indagación como la que propone la doctora Hernández Veliz.
La profesional de las ciencias médicas resalta que se trata de un trabajo arduo, largo y de equipo, que puede arrojar muchas luces en cuanto al diagnóstico, tratamiento y prevención de estas afecciones, sobre todo en la población femenina. A propósito, resalta el hecho de que en otras partes del mundo muchos estudios obvian la pesquisa en sujetos femeninos.

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS
Lunes, 19 Diciembre 2016 16:08

Margarita, rompiendo los moldes

Margarita es una mujer solitaria, pero siempre está rodeada de personas. Tiene una extensa familia, de esa que se adquiere por el cariño y a veces tiende lazos más fuertes que los de la sangre. Tiene también muchos conocidos, amigas y hasta seguidores.
Margarita es una mujer normal. No es actriz, figura pública, política, maestra... Es una mujer de pueblo, de 60 años de edad.
Sin embargo, su manera de enfrentar la vida, de verla y de vivirla, la convierten en un ser extraordinario. Y como todo lo "diferente" genera siempre criterios a favor y en contra, esta señora ha sido diana de alabanzas y víctima de estereotipos con la misma intensidad.
A Margarita nunca le interesó tener hijos. Ni siquiera es un tema que se reproche o saque de vez en cuando. Crió y educó a su ahijado como propio y canaliza ese "amor maternal" a través de él y de todos los chiquillos y chiquillas que se le pegan por el barrio. Ciertamente, es amorosa, particularmente con los infantes, que la llaman tía, abuela y le suman miembros a esa familia postiza que, una vez adquirida, nunca más se va.
Esa decisión de compartir la vida con muchos seres humanos, desde una postura individualista, reafirma la característica distinta de esta mujer. No es huraña, ni antisocial, todo lo contrario; aun así, paredes hacia dentro prefiere convivir consigo misma.

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS

Viejas y nuevas brechas de desigualdad impiden que las mujeres, la población joven y de piel negra y mestiza aproveche mejor las nuevas oportunidades de empleo que generan los cambios económicos en Cuba, señalaron especialistas durante un debate en la capital cubana.
Asistentes a un foro sobre Empleo y Juventud realizado en la sede del no gubernamental Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR), el pasado 22 de septiembre, expresaron que las políticas de equidad deben enfocarse más en esos grupos poblacionales.
Aun cuando el modelo cubano tiene como meta la justicia y la equidad social, y ese enfoque se tiene en cuenta en su plan de desarrollo económico y social, urgen políticas y programas que tengan en cuenta las desigualdades sociales, por color de la piel, de género y generacionales, alertaron asistentes a un foro sobre Empleo y Juventud realizado en la sede del no gubernamental Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR).
La socióloga Dayma Echevarría León, investigadora del Centro de Estudios de la Economía Cubana, explicó que las cubanas, con una alta esperanza de vida de más de 80 años, son mayoría entre los graduados universitarios, los trabajadores de la ciencia y en los puestos técnicos y administrativos del sector estatal.
Sin embargo, han experimentado una salida sostenida del empleo, son minoría en el sector por cuenta propia y entre los usufructuarios de tierras, además de que decrecen en los sectores típicamente masculinos.
En el actual contexto cubano se han profundizado, además, otras brechas de desigualdad por color de la piel, generacional y territorial, agregó la profesora.

Publicado en CULTURA DE GÉNERO
Domingo, 30 Octubre 2016 20:57

Plásticos Dulce, un negocio con años altos

A Dulce María Torres no le temblaron las piernas cuando decidió echar a andar por el difícil camino de emprender. Con casi seis décadas sobre sus hombros, solo pensaba en qué hacer para mantener los ingresos personales y no quedarse al mando de la cocina o frente al televisor, luego de la jubilación. Las nuevas reformas económicas y ampliación del trabajo por cuenta propia facilitaron la decisión en la que no faltó el consenso familiar.
Con el reto de asumir una jornada, que no sería nada fácil, abrió en 2014 su pequeño negocio. Pensó primero en plasticar, pero fue su hija Hilda quien sugirió buscar un nicho de mercado y diferenciarse de la competencia; amplia en ese entorno.
Apostar por la encuadernación de documentos fue entonces la manera de distinguirse. Junto a su esposo Félix anduvo por el más recóndito lugar, desde un Photoservice hasta otros emprendimientos que tenían la misma finalidad. Había que estudiar el mercado, los precios y, sobre todo, ver la calidad con qué otros realizaban el mismo trabajo, cuenta ahora. 

Publicado en Ellas cuentan
Domingo, 30 Octubre 2016 20:57

Emigrar: el doble costo

La emigración, como proceso personal, resulta una de las experiencias más desgarradoras que viven los seres humanos. No hablamos de la migración de grupos de personas buscando mejores tierras para asentarse o desarrollar sus comunidades, como lo enmarca la historia. Hablamos de la renuncia, del desapego obligado, del olvido...
En medio de estos procesos de "mudanza", se encuentran muchas mujeres. Ellas, marcadas por roles estereotipados de la familia, núcleo afectivo del hogar... cargan con sus historias a crearse nuevos contextos y aprender a vivir en ellos. Y aunque la mayoría debe concentrarse en lograr la meta planteada con esta variación de su situación geográfica (que casi siempre alude a mejoría económica), algunas optan por exprimir el jugo de las nuevas condiciones; emprenden planes nuevos o les dedican todas las ganas a los existentes.
Sandra Álvarez, activista feminista y antirracista, si bien era conocida en Cuba por su labor inclusiva y los textos publicados en su blog Negra cubana tenía que ser, desde su asentamiento en Alemania promueve, con más énfasis, sus posturas a favor de la igualdad, y concreta proyectos como el Directorio de Afrocubanas.
Sobre este doble rasero de la emigración conversa ahora.

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS
Lunes, 26 Septiembre 2016 17:31

El diseño abandona estereotipos

En algunos pasajes de la Semana de la Moda de La Habana se trocaron los roles típicos de hombre y mujer. Todo por la creatividad de quienes sueñan los diseños. Sería bueno creer que también por los nuevos aires de igualdad de ciertos ámbitos contemporáneos.

Nada de azules para hombres y rosados para mujeres. Adiós a las pamelas para las muchachas y sombreros para los muchachos. Esta vez no fueron sayas para ellas y pantalones para ellos. En la Semana de la Moda de La Habana, con el tema Artesanía e Identidad, muchos de los estereotipos del vestuario, marcados por el género, quedaron al olvido.
No es de extrañar que existan personas en el mundo de la creación que se burlen de los cánones de siempre. La historia tradicional va quedando atrás en algunos de los ambientes que habitamos y el mundo vuelve a llenarse de otros probables estilos, sin costuras estrechas ni dobladillos mentales. Más en el caso de una buena parte de los jóvenes cubanos, tan prestos a incursionar en cuanto de novedoso se les presente.
Tal vez por esa idiosincrasia de aventureros, durante los cinco días de esta edición para ponerse al tanto de cuanto se mueve en el mundo del diseño del vestuario cubano, las pasarelas vieron desfilar a muchachos orondos con sus pareos sobre las trusas y hasta pamelas rosadas en combinación con sus trajes de baño. ¿Quién se resiste a tal desafío? El cuello y la corbata ya son cosa del ayer para quienes entienden que estas piezas tradicionales no se requieren para reforzar la masculinidad. También porque ese concepto arcaico de masculinidad quedó un poco al olvido para enaltecerlo con otras ideas complementarias más vitales y enriquecedoras.

Publicado en Buenas prácticas