El aumento de la conectividad en la isla ha desembocado en el surgimiento de los negocios online. ¿Ellas están emprendiendo en ese mundo?

Los datos que tenemos hasta ahora de la presencia femenina en el cuentapropismo de Cuba no nos alientan mucho. Ellas están casi en la misma medida que los jóvenes, sin sobrepasar el treinta y tanto por ciento. Es bastante, animan los medios de comunicación y algunas voces del triunfalismo. Pero, si tenemos en cuenta que el otro sesenta y tanto no se divide entre extraterrestres, animales y seres de otro mundo, sino que se trata de hombres, es evidente que el rol femenino es bastante pasivo en lo que a emprendimiento se refiere.
Si a eso le sumamos que ellas no lideran muchos negocios, sino que están como parte de esa gran masa obrera contratada o, en el peor de los casos, aparecen como titulares de una licencia para ocultar a aquellos que tienen varias o con el propósito de evitar rentar algún espacio o declarar más cantidad de ganancias… el contexto de las mujeres en el trabajo por cuenta propia en Cuba no está para hacer una fiesta.
Atiéndase además el estereotipo reinante que las une exclusivamente -salvo honrosas excepciones- a labores asociadas al hogar: reposterías, atelieres, estilismo, elaboración de alimentos o cualquier asunto considerado menor por el mercado. Confirmado: la realidad no es esperanzadora.

Publicado en CULTURA DE GÉNERO
Lunes, 26 Marzo 2018 03:37

¿Educar es cosa de mujeres?

Hagamos un ejercicio simple de memoria: ¿a cuántos maestros recordamos durante nuestra formación? Seguramente serán muy pocos, y aquel que hayamos tenido lo más probable es que pertenezca al período universitario o, en menor medida, al preuniversitario.
No es por gusto que el Anuario Estadístico de Cuba, de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (Onei), en su versión correspondiente al año 2016, dedica un apartado al rol de la mujer en la educación. Queda claro en la comparación de los últimos seis años que, mientras que el personal docente frente a las aulas estuvo alrededor de los 250 mil profesionales, alrededor de 160 mil de esta cantidad eran mujeres.
En igual proporción se manifestaba la diferencia en la enseñanza primaria, cuando el total rondaba los 80 mil profesores, y alrededor de 60 mil eran maestras. Como sugieren nuestras propias historias de vida, a medida que aumenta la enseñanza, crece la cantidad de hombres frente al aula. Por eso es que en la Secundaria Básica esa diferencia se reduce y ya son menos las maestras y más los profesores, aunque ellas siguen dominando las estadísticas.
Cuando llegamos a la universidad (¡vaya paradoja!) disminuyen considerablemente las profesionales que se enfrentan a esta responsabilidad. Como se ha evidenciado en otras ocasiones, esto se debe a que ellas se ven obligadas por las condiciones sociales a postergar más su realización profesional debido a razones del hogar y la familia. Por lo que un grado tal de especialización como el que requiere la enseñanza de las universidades está más cercano de las posibilidades de preparación de los hombres.

Publicado en Buenas prácticas
Domingo, 25 Marzo 2018 21:07

Los espejuelos para ver como Isabel Moya

Quien la haya escuchado hablar, jamás volvió a ser la misma persona. Si encima de tanto privilegio, tuvo la dicha de recibir alguna de sus clases, está claro que pudo dar su vida por transformada. Pero si alguna de esas tardes del año, con la compañía de un café o alguno de los dulces que tanto disfrutaba, pudo entrar a su casa, compartir su espacio mágico, y ver de cerca la relación de amor que la unía a su esposo, esa persona puede dar toda la fe de que Isabel Moya era de esos seres que caen en la Tierra, provenientes de cualquier galaxia inexistente, para transformar lo que no se hace bien en este planeta.
Yo tuve todas esas suertes. Y me siento feliz por eso. Porque un día la admiré de lejos, porque después la tuve frente a mi pupitre, porque recibí un correo suyo solo para reconocerme un trabajo, y porque, sin ton ni son, me vi en su casa de repente y completé la mejor de las impresiones sobre esta mujer transgresora y única.
Viví también su amor, que no es cosa fácil de contar. Entendí la complicidad casi infantil entre ella y ese Juan Carlos que la acompañaba a todas partes, que era sus pies cuando ella no podía andar, su elevador cuando ella debía ir de un sitio a otro y su medio de transporte más fiel y cariñoso. Descubrí la pasión y el modo especial que tienen para admirarse dos seres cuando se comprenden más allá de los límites, los problemas, los años, la vida que se empeña en ir para un lado y no para el otro. Los vi amarse, si es que puede decírsele al modo único en que ellos se elevaban, uno en brazos del otro. Y eso no es cosa que se olvida fácil. Nada de lo que enseñaba Isabelita es lección para dejar ir al doblar la esquina.

Publicado en CULTURA DE GÉNERO

Con el propósito de visibilizar el papel de la mujer en las artes plásticas; la Galería de Arte de Jagüey Grande en Matanzas y el Centro Oscar Arnulfo Romero, convocan a artistas y creadoras cubanas a participar en la sexta edición del Salón de Artes Visuales "Mujeres" 2018.
El tema central de la cita, que tendrá lugar durante el mes de marzo próximo, será La autonomía feminista. Según anuncia la convocatoria del evento se admitirán obras en las categorías de pintura, escultura, dibujo, diseño gráfico, grabado, fotografía, arte digital, artesanía artística, video, video-instalación, instalación, performance e intervención; estas tres últimas con un proyecto descriptivo. La nota también señala que los trabajos deben haberse realizado durante el pasado año y no estar incluidos en eventos precedentes.

Publicado en Buenas prácticas
Lunes, 26 Febrero 2018 17:34

Una apasionada de la Matemática

En junio de 2017, la única representante cubana a la Olimpiada de Matemática de Centroamérica y el Caribe, Sofía Albizu- Campos Rodríguez, alcanzó oro absoluto en este certamen.

Sofía Albizu- Campos Rodríguez es una joven cubana como cualquier otra; vive al ritmo de los sueños, degustando cada día, cada nueva experiencia… Sin embargo, esta alumna del Instituto Preuniversitario de Ciencias Exactas (IPVCE) Vladimir Ilich Lenin, de La Habana, tiene un don para la Matemática.
Su apego por los números y su tenacidad para consolidar tales saberes hicieron que, en el pasado mes de junio, participara en la XIX Olimpiada de Matemática de Centroamérica y El Caribe (OMCC) como única representante de la nación cubana.
La cita resultó un momento de verdadero estrés para Sofía, pues todo el peso del encuentro recaía sobre sus conocimientos y habilidades. No obstante la tensión, Albizu- Campos enfrentó de manera perfecta las dos pruebas que exigían resolver tres problemas en cuatro horas.
El interés por esta materia la acompaña desde los primeros años de su vida, cuando apenas empezaba la enseñanza primaria y ya resolvía cuentas complejas. Sofía ha roto el esquema de muchos educadores, ha desmontado estereotipos vinculados con la educación de que las Ciencias son para los varones y las Letras, para las niñas.

Publicado en Ellas cuentan
Lunes, 26 Febrero 2018 16:13

La médica prohibida

Insumisa será el próximo filme del director cubano Fernando Pérez. Como suele hacer, cuenta otra historia de alguien adelantado a su tiempo y todas las consecuencias que tiene actuar a contracorriente. Desde julio pasado se filma y este 2018 ya trae la fase de postproducción. ¿Cuándo llegará a las salas oscuras del séptimo arte?
Enrique Faber es un médico suizo que llega a Baracoa, Guantánamo, en 1820, a ejercer su profesión. Se casa con la cubana Juana de León. Y, tiempo después, es deportado a Nueva Orleans. ¿Cuál es la razón? No se trata de Enrique, sino de una Enriqueta disfrazada de hombre para poder desarrollarse en la Medicina. Y ser mujer y profesional en la época no es algo bien visto ni permitido.
Este será otro de los filmes biográficos que realizará el director de clásicos como Clandestinos, Suite Habana, Madrigal, Últimos días en La Habana y José Martí, el ojo del canario. Y, como en el caso de esta última cinta, está basado en una historia real.

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS

La equivalencia entre mujeres y hombres en las ciencias es dispar, tanto en Cuba como en el resto del mundo. Sin embargo, muchas de las mujeres que encaminan sus pasos en este ámbito han dejado huellas imperecederas que no podemos perder de vista.
El reto, la mayoría de las veces, está en la visibilidad que les otorgan los espacios de comunicación a estas figuras y en las formas mismas de presentarlas.
Mujeres Emprendedoras se apoya en un material que la plataforma digital BBC Mundo publicó recientemente y reseña quiénes son las mujeres de ciencia en América Latina hoy.

Publicado en CULTURA DE GÉNERO

El I Simposio Internacional "Ciencia cubana: mujeres creadoras" se desarrollará en La Habana los días 6 y 7 de marzo, como parte de la Convención Internacional de Ciencia, Tecnología e Innovación que tendrá lugar desde el próximo día 5 y hasta el 9 de ese mismo mes en el Palacio de Convenciones.

Publicado en Buenas prácticas
Lunes, 22 Enero 2018 18:37

Paredes con suspiros diferentes

Glenda Tapia Noajed va por La Habana dejando las huellas de su alma por donde pasa. Así es ella: vive y sueña a la misma vez

Hace solos unos meses, ella no hubiera sabido qué hacer con su vida. Le gustaba dibujar, pero la disciplina de la academia no tenía mucho que ver con su carácter a prueba de rutinas. Ya había pasado años vagando entre mil ocurrencias, todas combinadas con el trabajo “verdadero”, ese que la sociedad exige para no ser visto como una paria o una inadaptada a los caminos de la normalidad. Ella, definitivamente, no era una vaga. Pero tampoco era feliz. Y eso, para algunos, no es permisible.

Por eso siguió buscando qué le sacudiera el alma. Hasta que chocó con un pomo de tinta y unos pinceles gastados. La noche también hizo lo suyo y el placer de la complicidad habanera la hechizó un poco más de la cuenta. Cuando vino a percatarse, ya Glenda Tapia Noajed era una grafitera.

De niña había pintado mucho. Su abuela, que es lo más grande que tiene (como le gusta resaltar cada vez que puede), había estudiado en la Academia San Alejandro. Y Glenda quiso seguir sus pasos, pero sin tener que pasar por la escuela. ¿El resultado? Al borde de sus 30 años, cada una de sus madrugadas está dedicada a transformar lo feo de las paredes derruidas en obras de arte que aún la sociedad no sabe agradecer..

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS

Nilda es una mujer que resume el concepto de altruismo, desinterés y amor por los demás.
Es de esas personas inquietas, que no para de hacer, o al menos de pensar en hacer cosas nuevas. Y porque no conoce de egoísmo cada proyecto suyo va acompañado de una estrategia para el bien de la comunidad. Precisamente en servicio de esta pone todo lo que cosecha y prepara en su casa.
Su empeño se encamina porque hombres y mujeres de su entorno reciban y den lo mismo; así vivirán en un mundo mejor.
Parte de esta manera de pensar y de proyectarse, Nilda la ha adquirido en el Centro Lavastida de Santiago de Cuba, donde el programa enfocado en los temas de género cobra especial significación.
¿Cuánto ha determinado esta cercanía con el Centro en tu forma de intercambiar con los demás?
"Soy miembro del centro Lavastida desde el año 2003 como facilitadora en un curso de conservación de alimentos. Siempre digo que en mi vida este acercamiento a la institución ha significado un antes y después.
"El centro nos ha capacitado en muchas cosas, pero el más fuerte es el tema de género, que lo han insertado como un eje transversal en la política y en todas las temáticas. Nos ha abierto ese diapasón, porque en este país el machismo está arraigado y nosotras lo tenemos que hacer todo en la casa.
"Al principio fue difícil para mi esposo y para mí desarraigarnos de todos esos tabúes, pues procedo de una familia tradicional, de corte católico y españoles emigrantes.
"Empecé como facilitadora de conservación y luego me inserté en la sensibilización de permacultura. Además, soy profesora de Matemáticas de la Universidad de Oriente, colaboro con los especialistas en monitoreo a proyectos y diagnósticos a proyectos".

Publicado en HISTORIAS COTIDIANAS