Viernes, 18 Diciembre 2015 17:57

Empezar de cero

Por  Susana Gomes Bugallo

La consagrada intérprete de rock-blues Beatrix López no teme a los emprendimientos. Luego de casi una década en la banda Tesis de Menta, ahora se lanza a su carrera en solitario con importantes temas del repertorio internacional y cubano.

Recomenzar es siempre una palabra para valientes. No todo el mundo se aventura a destruir el supuesto edén de comodidad y paz que nos acomoda en el ir y venir de los días. Y menos aún si ese nuevo camino al que nos lanzamos anda tan incierto como la fórmula de inventar el mañana. Pero volver a empezar siempre tiene una magia única.
Si alguien sabe de veredas estrenadas, esa es Beatrix López. Toda su vida ha estado signada por constantes reinvenciones. El carácter de esta mujer fuerte y segura de sí no anda deteniéndose a temer. Sabe siempre lo que quiere. Hacia ello va sin reparos; su personalidad no le permite obedecer más que sus deseos.Además, su elevado sentido de la ética, el compromiso y la entrega a las pasiones que la desvelan hace que todo sea más fácil, siempre que lleven el control las certezas emanadas de sus reflexiones y sentires.
Hoy, que esta vocalista irreverente apuesta por otro hacer sobre el escenario nada es diferente. A la vez, todo es distinto. Pero Beatrix se tiene a sí misma. Siempre ha sido así. Luego de casi una década conquistando corazones desde las letras y melodías de la consagrada banda de rock Tesis de Menta, ahora ha decidido -circunstancias de la vida mediante- iniciar su carrera en solitario, con todos los avatares que ese nuevo empeño le trae.

Bien sabemos que el mundo de la música en Cuba tiene sus enredos. Y resulta bastante enrevesado construir una trayectoria discográfica, que es, al final, el modo de trascender. No es secreto que muchas agrupaciones reconocidas aguardan aún por una disquera que les reproduzca las grabaciones que de modo independiente producen los grupos, muchas veces invirtiendo recursos materiales y espirituales en estudios privados de sonido y mezcla. Por otra parte, encontrar un sitio en el que poder presentarse regularmente, llegar al público y adquirir un beneficio monetario, implica también un esfuerzo extra.
A todo esto se ha enfrentado Beatrix con el ánimo de quien sabe que puede. Realmente puede. Si bien su anterior etapa como intérprete comprendía el apoderamiento de interesantes composiciones y todo este andar la hizo convertirse en una de las voces clásicas del rock en Cuba, ahora esta mujer lo está dando todo para defender su nombre en la música del mundo.
Dotada de unas cualidades de interpretación despampanantes, ha conformado un repertorio de los éxitos del blues, soul y rock alternativo y alrededor de este proyecto ha conseguido rodearse de jóvenes talentos del patio, que la acompañan desde la instrumentación, para dar vida a estas melodías complejas y únicas.
Según nos ha contado Bea, era su deseo desde hace un tiempo despojarse de su zona de confort y enredarse en metas y armonías más complejas.Ya se le estaba haciendo necesario explorar otros caminos como cantante, que es lo que más disfruta hacer. Y aunque mucho de lo que aprendió en Tesis de Menta sigue con ella, comentó, cambiará otras cosas y agrandará su espectro de géneros e idiomas, pues el inglés es uno que ella domina a sus anchas.
En estos momentos, la vocalista anda seleccionando el repertorio que la acompañará, en el que destacan importantes temas internacionales y otro grupo de composiciones inéditas de Silvio Rodríguez, Carlos Varela y Gerardo Alfonso, canciones con las que pretende grabar un fonograma en cuanto las circunstancias se acoplen, pues, por ahora, la urgencia está en integrarse a la empresa que la acogerá. De este proceso, Beatrix ya concluyó las audiciones sin dificultad y aguarda por la formalización del contrato, que debe ocurrir a inicios de enero. Entonces será solo cuestión de trazarse itinerarios por los lugares en los que puede preparar sus presentaciones.
Mientras, como presagio de cuánto llegará sin límite alguno de la voz de esta mujer de armas tomar, ha estado ya abordando varios escenarios con su peculiar fuerza y entrega. Y el gusto de quienes la seguían, más el encanto de quienes la descubren como protagonista única, se combinan para pensar que Beatrix no hallará límites. Empezar de cero fue su modo de relanzarse hacia el futuro.

Visto 186 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.