Buenas prácticas (31)

Hasta el 30 de marzo de 2018 permanecerá abierta la convocatoria a la segunda edición del Premio de Fotografía Feminista, que desde el pasado año organiza el espacio de gestión cultural Circuito Líquido con el apoyo de la Consejería Cultural de la Embajada de España en la Habana. En esta ocasión, las obras presentadas deberán reflejar las problemáticas actuales asociadas a las feminidades, las desigualdades sociales e inequidades de género, según reveló a Mujeres Emprendedoras la gestora cultural de esa incitativa, Ada Azor.

Con una mirada que permitirá que busca desarrollar y aplicar estrategias que posibiliten la transformación de las relaciones estereotipadas entre hombres y mujeres, sesionará en La Habana, del 5 al 15 de febrero, el curso de posgrado internacional “Género y Comunicación”.

Dirigido a profesionales del periodismo y otras ramas de la comunicación, el evento es coordinado por la Cátedra de Género y Comunicación Mirta Aguirre, el Instituto Internacional de Periodismo José Martí y la Dra. Isabel Moya, especialista del tema y directora de la Editorial de la Mujer. El encuentro examinará tendencias visibles en los medios de comunicación masiva, a fin de promover un discurso no sexista que potencie la equidad de género.

La violencia contra las mujeres y las niñas, las características del proceso cubano de igualdad de derecho y oportunidades, así como los temas de salud y sexualidad en los medios de comunicación integran el programa de conferencias y talleres, en los que participará un claustro de profesores de la Universidad de La Habana, la Federación de Mujeres Cubanas, la Unión de Periodistas de Cuba y el propio Instituto.

Lunes, 30 Octubre 2017 02:21

¿Qué juguetes comprar hoy?

Por

Cuando las mujeres y los hombres en Cuba deciden (o les ocurre) la llegada de un descendiente, piensan inmediatamente en cuestiones materiales. Entre estas casi siempre sobresalen los elementos que componen la canastilla y que, además, tienen un significativo peso en la economía cubana: la cuna, los pañales, los culeros desechables…
Sin embargo, no es hasta la evolución de los infantes que madres y padres comienzan a ocuparse de un eslabón importante durante la infancia, tanto desde el punto de vista lúdico, como del desarrollo psicosocial y psicomotor de chicos y chicas: los juguetes.
Los juguetes en Cuba están entre los productos más subestimados y sobrevalorados a la vez. Aunque parezca o sea una contradicción en sí mismo, este hecho se sostiene en la falta de producción nacional, la marcada presencia de importaciones en las cadenas de tiendas recaudadoras de divisas los elevados precios en que estos son ofertados a la población.
Quienes tienen hijos o hijas poseen las historias más insólitas en cuanto a la búsqueda y adquisición de los juguetes. Estas van desde la variedad de precios de un mismo elemento de un establecimiento a otro, hasta los meses y meses en que estantes y vidrieras permanecen vacíos por el desabastecimiento.
No obstante, más allá de la permanencia física de estos y de su disponibilidad o acceso, está la pregnancia que tienen en la niñez.

Viernes, 29 Septiembre 2017 14:11

Soñar en grande desde una cooperativa

Por

Cuando empezó a "lavar y planchar para la calle", hace ya unos años, Daisy Delgado estaba muy lejos de pensar que se convertiría poco después en la presidenta de la primera y hasta ahora única cooperativa de personas naturales que ha apostado por el servicio de lavandería y atelier en la capital cubana.
Diseñar y promover la cooperativa Dajo fue un proyecto que ella ideó, propuso y finalmente prosperó desde la iniciativa personal y el apoyo familiar, hasta convertirse en realidad.
Pero antes debió transitar su propio camino, desde que se lo jugó todo con la decisión de dejar su estable puesto en una entidad estatal para irse al sector privado, a una actividad de menor calificación.
"Me impulsó, sobre todo, la necesidad económica y me decidí a probar suerte", cuenta Delgado a SEMlac.
Empezó así como trabajadora contratada, lavando y planchando para otro, que era el verdadero dueño del negocio. Cuando pudo, tiempo después, se compró su lavadora, se independizó y armó su propio lavatín en su casa, en la Habana Vieja, municipio donde se enclava el centro histórico de la ciudad.

Mariaelena Francia Reyes asume que ser positiva ante la vida es la fórmula idónea para emprender un proyecto. No encuentra mejor razón, tal vez porque conoce bien los senderos y laberintos de la mente humana.
Con una bata blanca y detrás del buró estuvo hasta hace poco recibiendo pacientes y manoseando historias clínicas; ejerciendo la profesión que comenzó desde niña entre muñecas y juguetes con los que practicaba la labor de médica.
Su pasión la inició en la pediatría para luego elegir psiquiatría infantil, especialidad que concluyó en el año 1989 luego de una misión al surafricano país de Etiopía. Por más de tres décadas no hubo oficio que supiera mejor que el de indagar en los trastornos de la psiquis y brindar ayuda a niños y padres que asistieron a sus consultas. Sin resistirse a abandonar su carrera se contrató nuevamente luego de la jubilación aunque sus ansias tendrían las horas contadas.