Buenas prácticas (31)

Mientras "afuera" el mundo continúa moviéndose sobre bases machistas, patrones sexistas y de discriminación, un grupo de personas (en su mayoría mujeres) debate, replantea y produce en torno al enfoque de género en los medios de comunicación, en América Latina.
De nuevo en La Habana, como cada dos años, se reedita una reunión para compartir experiencias, testimonios, críticas y buenas prácticas.
El espacio que acoge a profesionales de los distintos soportes (impresos, radiales, televisivos, digitales, publicitarios...), ostenta un nombre rimbombante (Evento Iberoamericano de Género y Comunicación), pero expresa un concepto íntimo, amistoso y explícito. Se resume en una tesis: la equidad.
Varias figuras -nacionales y foráneas-, coinciden repetidamente, pues no quieren perder la oportunidad de denunciar y proponer soluciones; otras llegan por vez primera y aseguran el retorno.
Las voces todas fraguan esa evolución de la conciencia inclusiva por la cual luchamos, y con la cual intentamos cambiar ese mundo (de afuera), que no se detiene.

Como coordinadora general de la multiplataforma Isladentro, Indhira Sotillo es la única mujer en Cuba que dirige un negocio privado vinculado a aplicaciones móviles.
Indhira Sotillo es una mujer emprendedora, "luchadora", como dicen en Cuba. Si fuera de otra forma, no lideraría hoy Isladentro, una multiplataforma desarrollada para teléfonos celulares. Si fuera de otra forma, no sería la única mujer en el país que dirige un negocio privado vinculado a aplicaciones móviles. Si fuera de otra forma, no hubiera pedido la palabra durante la ronda de negocios de empresarios nacionales con Barack Obama -durante la reciente visita del presidente norteamericano-, para demostrar su deseo de ser LA GUÍA cubana de referencia nacional e internacional.

Viernes, 26 Febrero 2016 19:53

El "rincón" de los derechos

Por

No todas son malas noticias cuando hablamos de la protección legal a la presencia femenina en el sector no estatal. Algunos sitios privilegian las buenas prácticas, aunque amparadas más en la conciencia de quienes están al frente del negocio que en el respeto a la ley.

No sé si la magia está en que todas sean mujeres. Tal vez lo que rige tanto orden es el respeto y la buena comunicación, la mezcla de decencia y exigencia o la combinación de profesionalidad con disciplina. Mas, lo cierto es que en la cafetería de alimentos ligeros “El rincón del sabor”, la convivencia de sus trabajadoras es placentera. Parece que no hay lugar para las violaciones de los derechos laborales femeninos. 
Y es que no es verdad oculta que en cualquier ambiente, aunque existan leyes bien instituidas y sean de las más avanzadas, poco puede hacer la realidad ante las imperfecciones humanas. Más aún si se trata del todavía naciente sector no estatal cubano, que se consolida dentro de un ambiente permeado de desconocimientos e improvisaciones y simula a veces mirar de lejos el aprobado y renovado Código de Trabajo.

La industria cubana del ron, tanto en la producción fabril como en el consumo social, todavía resulta un entorno masculinizado y prejuicioso para las mujeres. Una directiva de una eficiente empresa occidental brinda experiencias

La historia se remonta a cientos de años atrás, cuando piratas, bucaneros y corsarios, para festejar el motín recién capturado, enjuagaban su dicha en barriles de ron. Desde entonces la imagen asociada al más exquisito elíxir figura en una masculinidad estereotipada de tipos malos, rudos y feroces. Ha sido una representación difícil de desarticular, todavía hoy en un adolescente siglo XXI.
Bien lo sabe Naivi Bravo Noa, directora de la Empresa de Bebidas y Refrescos de Pinar del Río. Esta deviene una nave compleja de maniobrar, toda vez que hoy se sigue pensando al sector licorero como un eslabón eminentemente patriarcal, desde su producción fabril, liderazgo comercial hasta el propio consumo social.
Ella trata de dislocar cualquier pensamiento esquemático. Su acción es la mejor palabra. Lidera una de las gerencias más activas en el ramo, con una producción mercantil que rebasa los 27 millones de pesos y la elaboración anual de unos tres millones 310.000 cajas de refrescos y 531.000 cajas de bebidas alcohólicas. Su tripulación, dividida en varias entidades, suma 519 trabajadores. No es tarea fácil.

Viernes, 18 Diciembre 2015 17:57

Empezar de cero

Por

La consagrada intérprete de rock-blues Beatrix López no teme a los emprendimientos. Luego de casi una década en la banda Tesis de Menta, ahora se lanza a su carrera en solitario con importantes temas del repertorio internacional y cubano.

Recomenzar es siempre una palabra para valientes. No todo el mundo se aventura a destruir el supuesto edén de comodidad y paz que nos acomoda en el ir y venir de los días. Y menos aún si ese nuevo camino al que nos lanzamos anda tan incierto como la fórmula de inventar el mañana. Pero volver a empezar siempre tiene una magia única.
Si alguien sabe de veredas estrenadas, esa es Beatrix López. Toda su vida ha estado signada por constantes reinvenciones. El carácter de esta mujer fuerte y segura de sí no anda deteniéndose a temer. Sabe siempre lo que quiere. Hacia ello va sin reparos; su personalidad no le permite obedecer más que sus deseos.Además, su elevado sentido de la ética, el compromiso y la entrega a las pasiones que la desvelan hace que todo sea más fácil, siempre que lleven el control las certezas emanadas de sus reflexiones y sentires.
Hoy, que esta vocalista irreverente apuesta por otro hacer sobre el escenario nada es diferente. A la vez, todo es distinto. Pero Beatrix se tiene a sí misma. Siempre ha sido así. Luego de casi una década conquistando corazones desde las letras y melodías de la consagrada banda de rock Tesis de Menta, ahora ha decidido -circunstancias de la vida mediante- iniciar su carrera en solitario, con todos los avatares que ese nuevo empeño le trae.